>
Las 10 grandes atracciones de Dubrovnik

Les presentamos las 10 principales atracciones de Dubrovnik

 

Las 10 grandes atracciones de Dubrovnik

 

1. Murallas y fortalezas de Dubrovnik
Las murallas de la ciudad de Dubrovnik son la principal atracción para los visitantes.
Se trata de uno de los sistemas de fortificación mejor conservados de toda Europa. Tienen una longitud de 1.940 metros e incluyen cinco fortalezas y 16 torres y bastiones. El segundo museo al aire libro más atractivo del mundo está abierto durante todo el año para los visitantes, que pueden acceder a él a través de tres entradas: una junto a la pequeña iglesia de San Lucas, en la parte este; otra junto a la iglesia de San Salvador, justo tras entrar en el centro histórico por la puerta de Pile, y una tercera junto al Museo Marítimo y la fortaleza de San Juan. Recorriendo las murallas de Dubrovnik también podrá contemplar varias fortalezas importantes que se utilizaban para defender a la República de Ragusa. De las cinco fortalezas, tres forman parte de las murallas: Minčeta, Bokar y San Juan, mientras que Lovrijenac, en la parte oeste, y Revelin en la parte este, son autónomas. La fortaleza Minčeta se encuentra situada en la parte superior de la ciudad y tenía como función protegerla de los ataques procedentes del norte. Esta fortaleza es el símbolo de la defensa de Dubrovnik, por lo que en ella ondea en todo momento la bandera de Croacia y, en verano, también la bandera "Libertas". La fortaleza Bokar ―también denominada "Zvjezdan" y situada en el suroeste, en la esquina de las murallas opuesta a Lovrijenac― fue construida en el siglo XV para proteger el pequeño puerto occidental de la ciudad, la fosa y el puente de Pile. Actualmente se utiliza como lapidario donde se exponen numerosos fragmentos funerarios de la región de Dubrovnik. La primera torre tetragonal de la fortaleza de San Juan fue construida en 1346 en el muelle para proteger el puerto de la ciudad de los ataques procedentes del sureste; antiguamente desde ella se tendía la cadena que cerraba el puerto. En la planta baja de la fortaleza se encuentra situado el Acuario, mientras que en los dos primeros pisos encontramos el Museo Marítimo. Bajo la fortaleza de San Juan se encuentra el gran muelle con un faro: se trata del célebre Porporela, punto de encuentro de los enamorados, paseo y el lugar donde se bañan los habitantes del centro histórico. Desde Porporela se puede observar la fortaleza Revelin, separada de las murallas, que protege la entrada oriental a la ciudad. Esta imponente fortificación está unida con la tierra firme a través de un puente de piedra y un puente levadizo de madera, mientras que un puente de piedra la conecta con la ciudad. La fortaleza Revelin, rodeada por un foso en tres lados y por el mar en el lado restante, era una parte especialmente difícil de conquistar de Dubrovnik. Aunque existe desde antes, la fortaleza adquirió las dimensiones y grandiosidad que la caracterizan en el siglo XVI. El interior y la terraza de la fortaleza se utilizan como escenario y sala de conciertos para la Orquestra Sinfónica de Dubrovnik y los eventos de los Juegos Estivales.

2. Lovrjenac

Al oeste del centro histórico, sobre una roca de 37 metros de altura, se encuentra la fortaleza Lovrjenac...
...símbolo tanto de la existencia y libertad de Dubrovnik, que se utilizaba para defender la ciudad y la puerta occidental de Pile. Sobre la entrada figura la inscripción "NON BENE PRO TOTO LIBERTAS VENDITUR AURO" (La libertad no se vende ni por todo el oro del mundo). Aunque se supone que se empezó a construir antes, la primera mención de la fortaleza en un documento oficial corresponde al año 1301. Actualmente Lovrjenac se utiliza como escenario para los Juegos Estivales de Dubrovnik, sobre todo para la representación de obras de William Shakespeare. Entre los actores conocidos que han interpretado a Hamlet, el desgraciado rey de Dinamarca, figuran Rade Šerbedžija, Daniel Day Lewis y Goran Višnjić.

3. Stradun

Antiguamente, los habitantes de Dubrovnik entraban en la ciudad a través de dos grandes puertas: Ploče al este y Pile al oeste.
Los puentes levadizos de madera se levantaban para evitar que nadie entrase en la ciudad por la noche. Tras entrar por la puerta de Pile, custodiada en verano por los guardas de la ciudad, se llega a la calle principal de la ciudad: el Stradun o Placa. El Stradun ―principal espacio abierto común de Dubrovnik, lugar preferido por sus habitantes para pasear y encontrarse, escenario de las principales fiestas populares y procesiones y la calle más ancha y bella de la ciudad― divide el centro histórico en las partes norte y sur y, además, es su arteria comercial más importante. La calle fue construida a finales del siglo XI, cubriendo la franja de mar poco profunda que separaba el islote de Lave y su población de la tierra firme y las poblaciones cercanas. Sin embargo, el Placa no adquirió su función actual hasta el siglo XII, cuando mediante la construcción de una muralla se unieron las poblaciones de ambos lados. La denominación "Placa" procede de la expresión latina "platea communis", es decir, el lugar donde se celebraban los principales acontecimientos públicos; "Stradun" es una palabra veneciana que significa gran calle. En el extremo oriental del Stradun se construyó la Fuente de Onofrio, bautizada en honor del constructor del acueducto de Dubrovnik en el siglo XV, que tenía una longitud de 11,7 kilómetros y permitía transportar el agua desde el interior ―en concreto desde Šumet― hasta la ciudad de piedra. Onofrio della Cava construyó dos fuentes, la más pequeña de las cuales situada junto al campanario de Dubrovnik. Aún hoy es sumamente agradable refrescarse en las fuentes de Dubrovnik en los días de verano mientras el campanario va marcando las horas. Este campanario con reloj fue construido en el año 1444 y tiene 31 metros de altura. En 1509 el célebre moldeador Ivan Rabljanin realizó la campana y las dos esculturas verdes Bara y Mara. Estos dos personajes señalan las horas en punto indicadas en el reloj, repiten al cabo de tres minutos y también se dejan oír cada media hora. En el espacio situado entre el campanario de la ciudad y el palacio Sponza se encuentra Luža, el antiguo campanario que sonaba para convocar el consejo de la República de Ragusa y avisar de incendios y otros peligros. La Luža fue construida en 1463 y renovada exhaustivamente en 1952. A la izquierda se encuentra situado el monumental palacio Sponza, de estilo gótico-renacentista. Se trata de uno de los palacios más bellos de la ciudad, que aún hoy ha conseguido conservar su aspecto original. Durante la República de Ragusa el palacio albergaba la aduana y los almacenes, por lo cual también se denomina "Divona" (de "dogana": aduana). Además, en el palacio se encontraban la ceca, la caja y el tesoro de la República. El autor del proyecto del palacio fue el arquitecto de Dubrovnik Paskoje Miličević. Actualmente, el palacio Sponza acoge la institución cultural más importante de la ciudad: el Archivo de Dubrovnik, donde se conservan documentos que abarcan un periodo que va del siglo XII a la caída de la República de Ragusa y que por su creación es uno de los archivos más destacables del mundo. Resulta especialmente valiosa la colección de libros legales y de Derecho, en especial el estatuto de la República de Dubrovnik promulgado en 1272. En la columna de Orlando encontramos la escultura de este caballero medieval con una sonrisa típicamente gótica en su rostro, pelo rizado y blandiendo una espada. Esta obra, una de las representaciones de Orlando más bellas de Europa, fue realizada en 1418 a raíz de un encargo por Bonino de Milán, ayudado por artistas de Dubrovnik. La columna de Orlando es el símbolo de la independencia: en su mástil ondeaba la bandera de la República de Ragusa y, actualmente, ondea la bandera de la República de Croacia. En la festividad de San Blas, en la columna de Orlando ondea una bandera con la efigie del santo, mientras que durante los Juegos Estivales ondea la bandera Libertas.

4. Iglesias

Si usted está en Dubrovnik durante varios días, puede que quiera ir a misa...
…en una de las bellas, antiguas iglesias de Dubrovnik de un ambiente especial en el que seguramente encontrará la paz en la tenue luz, las flores, en el aroma del incienso... Esto será todo lo contrario a la radiante luz del sol de verano que se refleja en las piedras blancas de Dubrovnik y en los vivos colores de la ropa de verano de muchos de los visitantes de la ciudad. Es probable que el fresco del interior de las iglesias les siente bien después de la agotadora caminata por las tórridas calles. Tal vez solo deseen encender una vela de cera amarilla y se alegren de haber entrado en la Iglesia de San Blas en el preciso momento en que alguien toca el órgano de la iglesia, y los rayos del sol iluminan las vidrieras y los tenues colores hagan revivir la iglesia.
La iglesia barroca dedicada al patrón de Dubrovnik, San Blas, construida según el diseño del arquitecto veneciano Marino Gropelli en 1715 se encuentra en el sitio de una antigua iglesia románica dedicada al mismo santo. En el altar mayor de la iglesia se conserva la valiosa estatua gótica de San Blas de plata dorada del siglo XV obra de los orfebres de la escuela local. Además del valor artístico de la estatua, también tiene su valor documental, ya que el santo, en su mano izquierda, sostiene un modelo de Dubrovnik donde se pueden observar muy bien los edificios destruidos en el terremoto posterior. La Iglesia de San Blas está situada en el casco antiguo, cerca la Columna de Orlando. Al comienzo de la calle Stradun, entre la Puerta de la Pile y el convento franciscano se encuentra una pequeña iglesia votiva del San Salvador, erigida por decisión del Senado de Dubrovnik en 1520 en señal de agradecimiento al Salvador por proteger a la ciudad de la destrucción en el fuerte terremoto que afectó en aquel año a la ciudad. Prueba de ello es la inscripción monumental en la fachada. La iglesia fue construida por el maestro de Korčula Petar AndrAndrijićijic y se mantuvo intacta tras el devastador terremoto de 1667, conservando su forma original y siendo un ejemplo de la armonía del edificio renacentista tipo de Dubrovnik, cuyo espacio se utiliza para conciertos y exposiciones de arte. Los datos históricos de la antigua farmacia fundada en 1317 hasta el fatídico terremoto  de 1667 son muy escasos. Al principio era la farmacia del monasterio franciscano para los monjes enfermos, cumpliendo con las disposiciones de su orden. Con el tiempo, por razones humanitarias y de caridad, la farmacia salió de los muros del monasterio y se convirtió en la farmacia de los ciudadanos. La farmacia sigue en funcionamiento hasta hoy en día y su gama de productos se siguen produciendo de acuerdo con recetas antiguas, muy populares entre los turistas. Se encuentra en la iglesia barroca del claustro del monasterio franciscano cuyos capiteles están decorados con figuras del bestiario románico, y el interior orece el atractivo de la pintoresca sala renacentista, los archivos de música, la rica biblioteca y las obras de arte en plata y oro.

La Catedral de Dubrovnik
-La Catedral de la Asunción en su forma actual ha existido desde principios del s. XVIII. La antigua catedral románica era, según las fuentes históricas, muy lujosas, una basílica muy lujosa, con una cúpula adornada con hermosas esculturas que, según la historia, fue construida con el dinero que aportó como promesa el rey de Inglaterra Ricardo Corazón de León, que sobrevivió en 1192 a un naufragio en la isla de Lokrum según volvía de la tercera cruzada. Durante los trabajos de restauración de la catedral en 1981 se descubrieron los restos de una catedral anterior que por sus características arquitectónicas data de entre el siglo VI y VIII. Este descubrimiento añade una nueva dimensión a la historia antigua de Dubrovnik, como prueba de que en el s. VII Dubrovnik ya era una unidad urbana. En su interior se encuentra un rico tesoro que además de contener imágenes y reliquias tiene en el ábside un políptico de Tiziano,  "Asunción de María" del año 1552
La Iglesia de Santo Domingo es una de las mayores obras góticas en la costa croata. De arquitectura sencilla, de una sola nave con ábside gótico en cuyo interior se  separan tres altos espacios con arcos góticos. En el arco central, por encima del altar mayor está el gran Crucifijo de Paolo Veneziano de 1343, obra de excepcional valor artístico. En el convento dominico se encuentra las obras de los maestros de la escuela de Dubrovnik de los s. XV y XVI / Božidarević, Hamzić y Dobričević /pero también hay obras del gran Tiziano, como la representación del patrón de Dubrovnik, San Blas, Santa María Magdalena y el arcángel Rafael. En las vitrinas están expuestos valiosos documentos de la orden dominica, incunables y manuscritos, una Biblia del s. XI y una colección de joyas de oro locales...

5. Plazas

Caminar por las calles de la ciudad y por Stradun les llevará sin duda...
…hasta algunas de las muchas Plazas de Dubrovnik. La plaza de la Marin Držić frente a la catedral lleva al barrio de Karmen, al puerto y al acuario. Los locales la solían llamar Ante Virgen. En la plaza está la catedral de Dubrovnik, el palacio de Sorkočević palacio, la capilla de San Bartolo y la galería Dulčić, Masla y Pulitika y la sala memorial del Secretario de Economía de los EEUU, Ronald Brown, fallecido el 04/03/1996 en un accidente de avión en el monte San Juan. La Plaza lleva el nombre de Marin Držić - Vidre (Dubrovnik, 1508 - Venecia, 1567) escritor, dramaturgo, poeta, conspirador y organista de iglesia. Estudió en Dubrovnik e Italia, en Siena en 1541 fue elegido vice-rector de la Universidad. Durante su estancia en Florencia, 1566 aboga con Cosme Medici para derrocar al gobierno de Ragusa e introducir un sistema en el que los plebeyos pudiesen gobernar. En su obra siempre se tratan temas humanos universales: el amor, la nostalgia de su juventud, la avaricia. Sus obras reflejan la plasticidad de la vida, las más famosas son Tirena, Grižula, Venus y Adonis, Novela od Stanca, Conjunto, Hécuba y Dundo Maroje. En la comedia Dundo Maroje da una visión igualitaria de la sociedad, sin distinción entre el bien y el mal, y que muestra una característica básica de su tiempo - la avaricia. La plaza Gundulićeva tiene una estatua del poeta Ivan Gundulić, de Dubrovnik (Dubrovnik 1589 - 1638). Estudió en su ciudad natal, fue elegido dos veces duque Konavle, senador, miembro de la Consejo menor y delegado del pachá de Bosnia. Es el representante más significativo del  barroco en Dubrovnik y sus obras se caracterizan por el espíritu de la contrarreforma católica. Su tema principal es la noción de transitoriedad de la vida humana y la relación entre la muerte y la vida. Sus obras más importantes son: Suze sina razmetnoga (Venecia, 1622.), Dubravka (representada en Dubrovnik en 1628) y Osman (impresa en 1826). Su tumba se encuentra en la iglesia franciscana, mientras que en la biblioteca del monasterio franciscano se conservan las copias más antiguas de Osman de 1652 y un ejemplar de 1826 impreso en Dubrovnik. La plaza, creada tras el devastador terremoto de 1667, además de la estatua de Gundulić del siglo XIX nos encontraremos con una pequeña fuente de Amerling, dañada durante la guerra en 1991. La Plaza es el lugar del mercado de verduras antiguo, donde los vecinos de las aldeas cercanas venden sus productos. En el lado sur de la plaza Gunduliceva se encuentra la escalinata barroca que conduce a la plaza Ruđera Boškovića en la que está la iglesia jesuita de S. Ignacio y el Collegium Ragusinum, la famosa universidad jesuita de Dubrovnik. Este complejo urbano es, para muchos, la esquina más barroca de toda Dalmacia. La iglesia de S. Ignacio fue terminada en 1725 según los planos del famoso arquitecto jesuita Ignacio Pozzo.
La iglesia está decorada con frescos del pintor barroco ilusionista Gaetano Garcia y representan escenas de la vida de San Ignacio, el fundador de la orden jesuita. En ángulo recto con la fachada de la iglesia colinda con el Colegio de los Jesuitas, que con sus líneas neutras y duras enfatiza el espíritu barroco de la fachada de la iglesia y de la escalinata barroca hacia la ciudad. El autor que magníficamente realizó esta escalinata barroca fue el arquitecto romano Pietro Passalacqua. La escalera se diseñó en 1738 y sus formas arquitectónicas son una reminiscencia y recuerdan a la famosa escalera romana que va desde la Piazza di Spagna a la iglesia de Trinità dei Monti.

6. Isla de Lokrum

La isla de Lokrum aparece citada por primera vez en 1023 como sede de una abadía y un monasterio benedictinos.
Según la leyenda, en el año 1192, cuando regresaba de una cruzada en Palestina Ricardo Corazón de León se refugió en la isla y gracias a ello se salvó de un naufragio. Ricardo había prometido que, si se salvaba, construiría una iglesia en el lugar que le sirviese de refugio, y cumplió parcialmente su promesa cuando, a solicitud de los habitantes de Dubrovnik, donó fondos para la continuación de las obras de construcción de la catedral de la ciudad.
En 1839 Maximiliano Habsburgo se alojó en Lokrum y compró la isla. En las ruinas del monasterio edificó una villa de verano y ordenó construir un magnífico jardín, además de caminos y paseos. La tradición de cultivo de jardines e introducción de hierbas y plantas exóticas ―presente desde la llegada de los benedictinos hasta la actualidad, pasando por la época de Maximiliano Habsburgo― encontró su continuación con la creación del Jardín Botánico en 1959. La mayoría de especies vegetales del jardín proceden de Australia y Suramérica. Resultan especialmente interesantes las colecciones de eucaliptos, cactus y plantas suculentas. En 1963, la isla de Lokrum fue declarada patrimonio natural y en 1976, reserva especial de la vegetación forestal.
En la isla se encuentra un lago llamado "Mrtvo More" (Mar Muerto) que está conectado con el mar abierto y es ideal para que se bañen los niños y las personas que no saben nadar.
En una colina de la isla se encuentra el Fort Royal, una fortaleza en forma de estrella construida en 1806 por los franceses desde donde se puede contemplar una vista espléndida de Dubrovnik, Cavtat y las islas.
Lokrum ―el lugar de excursión más popular cerca de Dubrovnik, que aún hoy se considera "la isla de los enamorados"― se encuentra a 10 minutos en barco desde el puerto antiguo.

7. Trsteno

El topónimo de este lugar a unos veinte kilómetros al sur de Dubrovnik... proviene de la palabra croata trstika, ...
…"caña", que crecen en la zona, debido a la abundancia de agua. Se pueden contemplar dos Plátanos orientales gigantes (Platanus Orientalis) de más de 400 años de antigüedad, los más grandes de Europa. La principal atracción de este pequeño lugar es Arboretum Trsteno, el único jardín botánico en la costa adriática de Croacia, de extraordinaria riqueza que añade a su valor un exclusivo patrimonio cultural y natural. Conocido por sus jardines históricos y la colección de plantas mediterráneas y exóticas, se estableció en 1948 en la zona y espacio de las fincas de la noble familia de Dubrovnik de los Gučetić-Gozze, y está totalmente protegido como monumento de arquitectura de jardín. Arboretum Trsteno en su área de 25 hectáreas combina varias entidades diferentes - desde los históricos jardines de villas del Renacimiento, jardines históricos neorromanicos de los siglos XIX y XX, olivares históricos y un bosque de robles, pinos carrascos y cipreses, maquias y rocas de la costa. Durante el periodo renacentista, en 1494, Ivan Marinov Gučetić-Gozze levantó en Trsteno su mansión de campo estival con jardines, y las villas y el parque se convirtieron en uno de los centros de la vida cultural humanista de Dubrovnik. En este espacio arcádico crearon sus poemas de amor numerosos literatos de Dubrovnik, entre ellos una de las mujeres más bellas de la Croacia del renacimiento - la poetisa de Dubrovnik Cvijeta Zuzorić. El agua se transporta a uno de los elementos renacentistas más hermosos del Arboretum Trsteno - las fuentes del parque, a través de un acueducto de 14 arcos de 70 metros de longitud. La fuente renacentista original fue transformada en 1736 en una lujosa creación barroca que representa a las ninfas con Neptuno, dios de los mares y del agua, con estatuas antropomorfas.

8. Las islas Elafiti

La historia de Islas Elafiti se basó en la ciudad de Dubrovnik y la República de Ragusa…
…que se cree que las posee desde el s. XI. De acuerdo con los registros históricos, en 1272 se eligió al duque de las islas de Koločep, Lopud y Šipan. Estas tres islas han estado habitadas desde tiempos remotos, como lo demuestran los restos de topónimos ilirios, griegos y romanos. El conocimiento del mar y de las habilidades marinas han mejorado las condiciones de vida de las Islas, que registró un auge en la época de oro de Dubrovnik, en los siglos XV y XVI. De las 13 islas Elafiti sólo tres están habitadas, Koločep, Lopud y Šipan. No se pierdan durante su estancia en Dubrovnik un viaje en el antiguo barco de vapor Postir a las tres islas. Las tres se pueden visitar en el mismo día y disfrutar de la visita al complejo de la capilla existente en Koločep, nadar en la playa de arena de Šunj en Lopud, visitar la mansión de la familia Skočibuha-Stjepović en Suđurađ y pasar a través de los fértiles campos de Šipan plantados de olivos y viñedos, cerca de palacio Ducal hasta la Iglesia de S. Esteban en el puerto de Šipan. Las delicias culinarias son la especialidad de estas islas, donde los pescadores extraen de sus aguas azules y cristalinas pescado fresco, y el sabor natural de las verduras se ve acrecentado por el aceite de oliva casero. En Lopud visiten también el pabellón artístico Your Black Horizon, que ubicó a la isla en el mapa del turismo artístico mundial como un destino inevitable para todos los amantes del arte contemporáneo y del disfrute estival gracias a la fundación Internacional Thyssen-Bornemisza Art Contemporary (T-B A21) que preside la mundialmente conocida coleccionista de arte contemporáneo Francesca von Habsburg. El pabellón artístico Your Black Horizon es un trabajo conjunto del artista dano-islandés Olafur Eliasson y del artista y arquitecto londinense David Adjaye en el que se combinan arte y arquitectura en uno y su singularidad radica principalmente en la adaptación de la ubicación individual y el medio ambiente en el que se ubica.

9. Srđ - Panorama y museo

El monte Srđ se eleva por encima de Dubrovnik en su lado septentrional.
Srđ tiene una altura de 413 m y destaca la monumental fortaleza Imperial, que fue construida en este lugar estratégico en 1810 durante la ocupación napoleónica. Desde esta posición los franceses controlaban las aguas y el interior de la región de Dubrovnik. Durante la guerra de independencia la fortaleza Imperial, como primera línea de la defensa de Dubrovnik, tuvo un papel muy relevante. Cerca de la fortaleza hay una gran cruz de piedra, hecha con la famosa roca de Brač, que en 1933 la archidiócesis de Brač-Hvar regaló a Dubrovnik. Durante la guerra de independencia, la cruz original fue destruida así que tras la contienda, de nuevo, la archidiócesis de Brač-Hvar regaló la actual. Desde Srđ se observa una hermosa vista de Dubrovnik y sus alrededores, por lo que este monte es uno de los lugares favoritos para tomar fotografías. En la fortaleza Imperial se encuentra el museo de la Guerra de Independencia, en el que se exhiben todo tipo de armas y de granadas de mortero que impactaron en la ciudad durante los bombardeos, documentos así como una película sobre la guerra en Dubrovnik y sus víctimas.

10. El puerto de la ciudad y el Lazareto

Dubrovnik era en el pasado cruce de caminos de las caravanas.
Existía un gran peligro de contagio de epidemias por lo que la ciudad construyó un lazareto para mantener a los viajantes en cuarentena.
Un reglamento en el Liber viridis de 1377 titulado "Prohibición a los llegados de lugares pestilentes de entrar en Dubrovnik y sus alrededores" estipula que aquellos llegados de zonas apestadas y sospechosas deberían permanecer 40 días en un lugar especial en Cavtat, en las islas de Mrkan, Bobara y Sv. Petar. La construcción del primer lazareto en la República de Ragusa se basó en este reglamento. Todos los comerciantes, especialmente los procedentes de lugares afectados por plagas, los marineros, todos aquellos sospechosos y sus acompañantes debían permanecer en cuarentena antes de entrar en la ciudad. En la historia del lazareto de Dubrovnik se describe la historia de la protección contra la peste en la República de Ragusa. El último lazareto construido es el que se encuentra en la entrada oriental a la ciudad, en Ploče. Se finalizó la construcción del lazareto en 1642 y constaba de cinco naves. Se accedía a cada una de ellas por unas escaleras y a través de pasillos separados se accedía a las zonas comunes. Tenía su propia cisterna y el gobierno enviaba sacerdotes, médicos, cirujanos-barberos y un número suficiente de criados. Las normas del lazareto eran muy estrictas y se aplicaban con rigor. Los lazaretos están muy bien conservados y algunos sirven como espacio para distintos talleres de artes y artesanías, como escenario de las actuaciones del grupo folclórico Linđo y asociaciones de artistas jóvenes, etc.
Paskoje (nacido alrededor de 1440) fue a partir de 1466 el ingeniero municipal. La construcción del baluarte bajo de San Lucas en la entrada al puerto y otras obras de ingeniería del puerto de Dubrovnik (1484) le proporcionaron gran fama. De acuerdo con una de las dos propuestas dirigidas al Consejo, Miličević comenzó la mejora del puerto. Con la construcción de los espigones - Kaše - el espacio portuario quedó protegido de las grandes olas y de los enemigos. Hasta entonces, el puerto estaba protegido por una cadena desde la fortaleza de San Juan a la fortaleza de San Lucas. Este mismo ingeniero renovó la puerta de Ponta, según el proyecto de Juraj Dalmatinac. Miličević terminó la renovación del puerto a comienzos del s. XVI. La plaza fue construida en el s. XIX durante el gobierno austríaco, así como la mejora del lungo mare y del espigón de Porporela. En el puerto se encontraban el arsenal pequeño y el arsenal grande, para la construcción y reparación de navíos, donde en la actualidad están los restaurantes Arsenal y Poklisar.


   
Info Información
oficinas
 
Pile
Brsalje 5
T 020 / 312-011
ured.pile@tzdubrovnik.hr
Horas de oficina:
lun - sáb: 08:00 - 19:00h 
dom: 09:00 - 15:00h 

Gruž Obala I. Pavla II, 1
T 020 / 417-983
ured.gruz@tzdubrovnik.hr
Horas de oficina:
lun - vie: 08:00 - 15:00h
sáb: 08:00 - 13:00h
dom: cerrado

Hello dear Visitor!

Tell us what you think about your stay in Dubrovnik!

Take the poll
Knez1